> Radio- El pirata.com

EL CUARTO VERDE PARA EL PIRATA.COM

marzo 27th, 2016porelpirata

ECV-Metroglobina-8
Empecemos hablando de las pretensiones de cara a ‘Metroglobina’. ¿Cuál era el punto de partida?
(Davis) “La mentalidad era la misma que cuando nos metimos a grabar ‘Narcoiris’ lo que pasa es que las canciones han ido saliendo así. En ningún momento dijimos “este disco hay que hacerlo más macarra o más no sé qué”. Yo de lo que sí estaba hasta la polla era de que nos grabasen grupo de Pop sinceramente”.
E) “Sigue siendo Pop” (carcajada)
(D) “Pero con caña” (mas carcajada)
(O) “La verdad es que cuando estamos haciendo canciones no hay nada premeditado. No nos ponemos a hacer canciones con una claqueta de 180 o 190 y que vaya rápido. Era lo que nos pedía el cuerpo. Venía Davis con un riff por ejemplo y a eso íbamos dándole más velocidad o menos. La caña en las canciones está pensada para que éstas queden bien, no para llegar a un público más macarra o más duro. Cuando nos sentamos a hacer canciones lo principal es que nos gusten y punto”.
¿Ha sido también coincidencia que todos los temas parezcan estar vinculados? He leído en alguna entrevista que los temas que van en el disco son los que teníais compuestos, pero da la sensación de sonar compacto, de que el orden está más que meditado.
(O) “Te diré que el orden de las canciones no es casualidad, está muy pensado, pero que sólo teníamos 10 temas y que son los que han salido eso sí. Si nos pillas en el 2018 posiblemente nos pasaría lo mismo, que sólo tendríamos 10 temas y son los que irían. Es que no sabemos hacer más de 10 canciones por disco (risas).
(Jesús) “El tema es que nos retroalimentamos nosotros mismos. Lo mismo hacemos una canción que queda de la hostia y esa misma te está sirviendo para generar otra. No son ideas fugaces”.
¿Sois más de cerrar canciones antes que de tener muchas ideas flotando en el aire.
(D) “siempre estamos trabajando en 2 ó 3. Tampoco queremos tener 5 ó 6 abiertas porque al final te tienes que centrar en las cosas. Tenemos un par de ellas abiertas y las vamos cerrando poquito a poco”.
(E) “Lo mismo tienes alguna que no sabes seguir así que la apartas un poquito, sigues con otra cosa para luego retomarlo y resulta que el día que lo haces te sale a toda hostia la canción”.
(O) “Lo que hablábamos antes del orden de las canciones es imprescindible. Para que un disco te quede redondo para que cambien las afinaciones y las intensidad, igual que en los conciertos. El orden de los temas en los conciertos es premeditado en el 100% de los grupos para jugar con las sensaciones del público”.
Pero una banda tan polivalente como la vuestra, que toca tantos géneros… ¿cómo se las ingenia para hacer eso? Os veo haciendo una ópera más bien (risas)
(D) “Nosotros siempre hemos dicho que nuestro fuerte no es la música (risas). Nosotros las canciones las hacemos de 3:30, sota, caballo y rey y fuera. Nuestro fuerte está en las letras y las melodías de voz. Yo creo que ahí es donde está el peso de El Cuarto Verde. Está muy compensado que tenemos una base muy rockera y luego está el contrapunto de la voz de Odón que es como más melódico y al final es esa confluencia lo que nos da nuestra idiosincrasia”.
Edu se incorporó definitivamente para este ‘Metroglobina’, aunque ya colaboró en el pasado con vosotros en algunos conciertos. ¿En qué se ha notado su incorporación?
(E) “A mí me ha costado adaptarme hasta hacerme con el sonido del grupo porque ellos lo tienen muy definido.
Ya os comentaba antes la diversidad que hay dentro del disco. Entre todas ellas ¿por qué os decantáis por “LA Hora de Los Lobos” como single?
(D) “Eso , tú mete el dedo en la llaga” (risas)
No sé, yo no digo nada pero “Jako” hubiese sido buena candidata también.
(O) “Jako es el perro del Davis y es el único que ha hecho la toma clavada y a la primera”.
(D) “Volviendo al tema, yo opino lo mimso que no. No habría cogido la de los lobos, pero estos estaban todos en mi contra, elegimos esa y al final la verdad es que ha sido una buena idea. Me tengo que tragar mis palabras y meterme la lengua en el culo pero sin problemas”.
(O) “Es verdad que “La Hora de Los Lobos” quizás sea de las más accesibles de cara al público. Es un medio tiempo más melódico que entra muy fácil, con un estribillo muy pegadizo y que igual el fuerte de esa canción son las estrofas porque tiene un ritmo muy seguido y la letra se queda rápido. La temática también engancha mucho al público. Es decir, es muy fácil que tiene tanto un tío de 20 como de 40 se sienta identificado con esa letra porque habla de salir una noche de farra y estás llegando a casa y se ha acabado todo. En vez de enfatizar en la fiesta lo hemos hecho en esa “hora de los lobos” que es cuando todo termina”.
También dicen que el amor es una de las cosas que mueven el mundo y “Los Amantes de Fósforo” no la habéis cogido.
(D) “Es que esa quizás un poco más dura”.
(O) “Sí, tiene un ramalazo más metalero. La de “La Hora de Los Lobos” entra mucho más fácil. Era de rigor que presentando un disco, que lo que quieres hacer es que lo oiga cuanto más público mejor, es esencial empezar por las canciones que entran mejor y que luego descubra el resto”.
Claro, es mucho más bonito que la gente vaya descubriendo el disco, incluido “Cómo Purgar el Radiador de una Casa Deshabitada”, en la cual colabora Rosendo Mercado. Salir con ésa sí que hubiese sido un poco canteo.
(O) “Así es. Lo estuvimos pensando y hubiese sido lo fácil, porque si tú lanzas un tema al vacío diciendo que tienes a Rosendo Mercado pues tienes mucho ganado. Pero idea era que Rosendo es parte de las gracias que hay en el disco. No es lo que queremos representar ni el disco sale porque está Rosendo. Estamos infinitamente agradecidos pero lo que queremos es que la gente escuche a El Cuarto Verde en su más pura esencia”.
La verdad es que el tema le va al pelo. Es muy Rosendo. No sé si ha sido conscientemente, pero es una de esas letras enredadas y atípicas que son también parte de la personalidad de Rosendo. ¿Estaba hecha ya de antes?
(O) “Así es”.
(D) “Cuando surgió lo de Rosendo teníamos ya el disco terminado. Una tarde nos encerramos para ver qué tema le presentábamos porque tampoco queríamos agobiarle. El tema al final es “rosendero” y el tono también le iba bien así que esos fueron los criterios y creo que el resultado ha sido increíble”.
Una de las señas de identidad de El Cuarto Verde está precisamente en ese tema. ¿Cómo se os ocurre sacar de una frase tan larga un estribillo? (carcajada) Son estribillos inusuales pero que funcionan, que te dejan pensando, con mucha poesía.
(E) “Para que no los cante la gente” (carcajada).
(J) “Yo siempre digo que el día que triunfemos será cuando hagamos un coro que todo el mundo pueda cantarlo. Yo creo que en este disco has sido más comedido o que lo mismo yo me he preocupado más por aprenderme alguna letra”.
(O) “¿Cómo? (carcajada). Si algo hay que decir de Julián es que no tiene ni puta de idea de ninguna de las letras de ninguna canción de El Cuarto Verde. Es que no se sabe ni los títulos. De hecho le digo “vamos a tocar la de “Culo De Mal Asiento”” y me dice “y esa ¿cuál es? ¿La de tutupá tutupá?” (carcajada). Es acojonante. La historia de los estribillos, de en revesar un poco la literatura es que viene ya de por sí. El algo inherente en nuestra música y ha sido siempre una de las señas de identidad del grupo y vamos a seguir haciendo así porque es algo que nos gusta y que funciona”.
¿Sois más de Buckoskwy o de Panero?
(E) “DE Spielberg” (risas).
(O) “Tienen muchas cosas en común ambos. Son dos escritores que siempre han estado muy marginados y la verdad es que a mí la literatura sucia me gusta mucho. De hecho, se nota mucho en las letras”.
¿Algunas vez has usado un libro para calentarte? (risas)
(O) “No, no he queamdo un libro en mi puta vida, pero en las canciones lo decimos. Yo lo que he querido transmitir en el arranque del “El Corazón del Espino negro”, aunque luego cada uno interpretará lo que le salga de los cojones, es que algo que puede ser para ti muy valioso como puede ser una biblioteca, que para mí ha sido siempre como un trofeo, y que te ves en la necesidad de tener que quemarlo porque tienes frío. Cuando estás en una situación límite haces lo que sea y esa es la imagen que intentaba reflejar. Eso es lo que interpreto yo.. luego la gente dirá “pero este hijo puta que quema los libros…” (risas)”.
O sea que vuestros libros son vuetro patrimonio no?
(O) “Eso es. Pero está muy bien que la gente interprete lo que quiera. Hace no mucho alguien nos preguntaba que si en “El Peso de La Necesidad” estábamos hablando de “cagar” (carcajada). No lo había pensado nunca, pero es que te pones a escuchar la letra de la canción y… ¡Lo clava!”.
Las letras son bastante explícitas así que es raro. ¿Cuál es la interpretación más rara que os han comentado?
(O) “Yo creo que esa ha sido la mejor, lo que pasa es que te la he desvelado antes de la pregunta (risas). Corta y pega antes y listo. Sí que es cierto que ha habido muchas veces que nos han venido a hablar de las letras y nos han dado un punto de vista que a mí no se me habría ocurrido en la puta vida. Pero también es una de las cosas bonitas de la música y del arte; que tú cojas una cosa, la lances al vacío y luego llegue otra persona y la interprete y la haga suya y que se la crea. Si logras eso has logrado tu objetivo de lejos”.
Lo que pasa es que vosotros sois más de mostrar las cosas que de esconderlas.
(O) “tú si escuchas un tema el poso se te queda. Sabes de lo que estamos hablando. Tampoco sabes si en cada una de las frases qué es exactamente y ahí es donde hay mucho escondido. Por eso incito a la gente a que se compre el formato físico y lea las letras y busque toda esa literatura y cosas bonitas que hay escondidas en las letras del disco”.
¿Y la filosofía de la banda puede quedar reflejada en el tema que a la postre es el más “convencional”? Me refiero a “Hazlo” y es el más ágil, el más gamberrete…
(Todos asienten pero arranca Odón) “Ese tema refleja una filosofía de vida. Si algo te apetece hazlo. Si quieres hacerlo, crees en ello y es importante para ti hazlo adelante con ello. Eso es El cuarto Verde, tu trabajo, las ganas y la ilusión de cuando sales del curro y te vas a hacer una entrevista. Las ganas y la ilusión son lo que mueven todo y en esa canción invitamos a eso. Da igual lo que pase, lo que conlleve… pero hazlo”.
(D) “Nosotros siempre hemos sido muy impulsivos. Nunca hemos tenido complejos a la hora de hacer una canción y lo que nos sale lo hacemos. No tenemos prejuicios. Hacemos lo que nos gusta y punto”.
A la hora de subir al escenario sois igual de impulsivos o cinco minutos antes estáis cagaos?
(D) “Qué va, estamos deseando subir. Una hora antes ya estamos ansiosos. Queremos subir ya!”.
(E) “A mí lo que me mata es la espera. Mi pone de los nervios y me provoca ansiedad”.
Cuándo la gente termine de escuchar el disco ¿qué queréis que piense? Y cuando os vaya a ver en directo ¿Con qué sensación queréis que se quede?
(E) “yo quiero que vuelva a darle al Play y en directo que la gente se vaya contenta pensando que la banda merece la pena”.
(D) “En directo queremos que transmita, que se contagie la energía”.
¿Cómo terminará encajado ‘Metroglobina’ en el set? ¿Vais a sacrificar muchas de éste o de los anteriores?
(J) “Yo creo que con este lo vamos a tener más fácil que con los otros discos: tocaremos las máximas posible y potenciaremos el último disco sin dejar atrás todo el recorrido que llevamos”.
(O) “Hay clásicos de El Cuarto Verde que no pueden fallar nunca. Hay 2 ó 3 claros por cada disco que hemos tocado siempre. Esos no van a fallar nunca, pero claro, la historia es darle caña a este nuevo”.
Claro porque ahora toca darles “viva”. ¿Cuál creéis que va a ganar en vivo?
(J) “Creo que “El Corazón del Espino Negro”. Para mí tocar ese tema es un subidón de esos de que tienes ganas de que llegue. La canción es muy básica pero engancha”.
(O) “Ese tema fue además el único en el que se nos complicó un poco el estribillo porque las estrofas están tan altas que era jodidísimo seguir subiendo así que hicimos la inversa. También eso la diferencia del resto, que no hay casi melodía en el estribillo. En “Culo de Mal Asiento” es al revés por ejemplo, pero de todo tiene que haber en la viña del señor”.
Pues nada, ya para terminar, decidnos cómo van esas presentaciones y donde os podremos ver.
(D) “La idea es empezar a rular a partir del 15 de enero que arrancamos en el biri Bay y después hacer 10 ó 15 bolos antes del verano para mover el disco y sobre la marcha iremos acomplando”.
El Pirata.
¡Siempre Rock !

Deja un comentario

Nota: Si tu comentario no entra dentro de las normas puede ser rechazado..