NUEVO TRABAJO DE ZZ TOP

julio 27th, 2022porjavi jaguar

“Heard It On The X” (“Lo Escuche en la X”), es el nuevo adelanto rítmico y cargado de pegadizos riffs, del próximo álbum de ZZ Top, ‘RAW’. Cantada a dos voces por Billy F.Gibbons y por el tristemente fallecido bajista Dusty Hill. A la venta el 22 de Julio de 2022 por Shelter Records/BMG.

Al igual que las otras 11 canciones que acompañan a ‘RAW’, se grabó en Gruene Hall, el notorio honky tonk (denominación local para el bar de copas con actuaciones en vivo) de Texas. Un local  mítico, que data de 1878, que fue elegido para esta especial sesión en directo. Sin grandes escenarios y sonando como el título del disco “crudo”. Inspirado el sonido de los comienzos del trío y cuya vida se relata en el documental nominado al Grammy ZZ Top: That Little Ol’ Band from Texas. Dirigido por Sam Dunn y distribuida por Banger Films, el imprescindible documental ofrece una visión de la historia de la formación clásica de la banda: Billy F Gibbons, Frank Beard y Dusty Hill.

La curiosa historia sobre “Heard It On The X”

“Heard It On The X” se compuso en 1975, formaba parte del glorioso cuarto álbum de ZZ Top, ‘Fandango!’ y sigue siendo una de las creaciones imprescindibles de la banda. La canción es una crónica fiel del famoso fenómeno de la radio americana “border blaster” desde la época en que las emisoras de Radio en AM mexicanas tenían letras de identificación que comenzaban con la letra “X”, justo al sur de la frontera con EE.UU., transmitiendo con una potencia prácticamente ilimitada. Las emisoras de radio de los Estados Unidos tenían una limitación de 50,000 watios de potencia máxima, mientras que las estaciones mexicanas eran conocidas por sus señales de un millón de watios.

Billy F. Gibbons cuenta sobre esta canción:

Aunque Dusty, Frank y yo crecimos en diferentes partes de Texas, escuchábamos las mismas emisoras de radio, particularmente las emisoras de radio que comenzaban sus nombres por  “X”. Como resultado, crecimos escuchando similares movimientos culturales y sin duda, los mismos grupos musicales.«

En el contenido de las emisiones de las emisoras que comenzaban por “X” entraba de todo; desde un programa de gospel, seguido de un programa de blues, seguido de anuncios de lecciones de guitarra, ventas de pollos, ungüentos para el cabello, colecciones de discos y, por supuesto, todo tipo de ofrendas de religiosas. La emisora “XERF” (emitían desde la ciudad de Del Rio) fue la abanderada de este tipo de experiencia radiofónica clandestina, y la escuchábamos noche tras noche y día tras día”.

Comments Closed


(los comentarios están cerrados).